Cercar en aquest blog

divendres, 14 de novembre de 2014

La Librería de Cazarabet conversa amb l'escriptor Xabier López




CobertaOlympiaring1934.jpgCazarabet conversa con...   Xabier López López, autor de "Olympia Ring, 1934" (Gregal)

Desde Gregal nos llega esta novela negra del gallego Xabier López López, una de las plumas gallegas más prolíficas y “más ambiciosas”.
Se trata de una novela muy bien escrita y esto es denominador común en Gregal que escoge muy bien la calidad entre no pocas plumas que sí, a lo mejor no son de las más conocidas, pero que “camuflan” y “esconden” una calidad indudable….es el caso de la narrativa de la que disfrutamos con Xabier López…su manera de escribir, su manera de plantear las tramas, esa especie de sorna, cinismo…es como una “herencia bebida” de las plumas de peso de años atrás como Vázquez Montalbán o el , aún presente Eduardo Mendoza…
Les invitamos a que se hagan con la lectura de Olympia Ring ,1934…disfrutarán y después querrán saber más de él, leyendo sus, muy presumiblemente notables, anteriores narraciones….escritas en gallego, su lengua mater, pero traducidas, la mayoría, al castellano y al portugués.
Lo que nos dice Gregal sobre la novela:
Otoño de 1934. Barcelona. Mientras la ciudad se recupera de la frustrada proclamación del Estado Catalán, los periódicos de medio mundo se preparan para cubrir el combate por el título mundial del peso pluma entre los célebres boxeadores Josep Gironés y Freddie Miller. Pero el Teatro Circo Olympia, sede de las veladas, no sólo acoge las peleas del cartel principal: antes del combate estelar están programadas varias series previas, dónde, aprovechando la expectación, y sin contemplaciones de ninguna índole, los mejores boxeadores aficionados de la República intentan hacerse un sitio en el mundo de las cuatro cuerdas. Hasta allí, siguiendo los pasos del prometedor púgil gallego “O Camión”, imbatido  hasta la fecha, viaja también el peculiar periodista de sucesos Sebastián Faraldo, reconvertido en un no menos peculiar cronista deportivo. Las cosas, con todo, vuelven a su cauce habitual cuando nuestro protagonista se ve abocado a investigar un sofisticado asesinato cometido en el mismísimo ring.

El autor, Xabier López López:

La prensa

El boxeo , en tiempos en que la lona era lona el púgil un auténtico bailarín…

La ambientación de la novela tiene mucha carga política:
La novela se ambienta en la Barcelona de la Proclamación del Estado Catalán (ésta tiene lugar cuando la CEDA entra en el gobierno Lerroux), cuando el gobierno Companys y en él en cabeza fueron apresados en un buque
Lluís Companys:
Un lloc emblemàtic per a la resistència, el Cadci:
La Revolución de Octubre fracasa y a raíz de ello el gobierno de Lerroux , “acoge” a la CEDA de Gil Robles:
La Revolución de Octubre:
La CEDA de Gil Robles:
Lerroux, un política veterano y su Partido Republicano Radical:
Manuel Azaña, destacado política y en aquel momento (Octubre del 34)  diputado en la oposición  también se vio envuelto, acusado de “hacer lazo” con los catalanistas y con la sublevación de octubre:


Cazarabet conversa con Xabier López López.
51ca92bb7f070-lopez_lopez_xabier_2013-656x350.jpg-Xabier, ¿qué fue lo que te llevó a escribir sobre el mundo del boxeo: retratando a un púgil pontevedrés de los años 30…?
En cierto modo, el referente temporal ya venía dado. En "Olympia ring, 1934" no hago otra cosa que recuperar a Sebastián Faraldo, el protagonista de "La vida que nos mata" (publicada originalmente en gallego en 2003 y recientemente traducida por Editorial Funambulista), un periodista de sucesos (obeso y sentimental, para más datos) que intenta sobrevivir los más dignamente posible en los tiempos de la Segunda República española trabajando como trabaja para una cabecera -y un jefe- demasiado oportunista, podríamos decirlo así. La cuestión del boxeador... Creo que mucha gente está tentada a pensar que el único deporte de masas ha sido siempre el fútbol, y la verdad no es esa. Entre los "héroes de la clase obrera", valga la expresión, podemos contar un buen número de esos boxeadores épicos que, a fuerza de golpes, consiguieron ganar dinero y vivir, en algunos casos, como nunca habrían podido imaginar. Claro que, donde se mueve dinero, siempre hay alguna que otra zona oscura...    
-Además dibujas a un boxeador nada convencional…Coméntanos.
Bueno, esto no deja de ser una pequeña derivación de una de las claves con las que abordo normalmente la escritura literaria: jugar, subvertir los tópicos, e intentar romper algún que otro esquema preconcebido... ¿Cómo nos imaginaríamos a un boxeador aficionado de los años treinta? Pues, seguramente, como un pobre analfabeto que a fuerza de romper dientes llama la atención de uno de esos empresarios sin escrúpulos que le promete sacar oro de sus guantes. Sin embargo, Manuel Ramírez Castro, el boxeador aficionado al que Faraldo sigue los pasos, es un chaval con estudios de bachillerato, militante del Partido Galeguista (como la miss España de la época, por cierto), aficionado a la lectura y hasta a las excursiones con pretexto arqueológico. 
-Después ambientas la novela en los convulsos días del otoño de la Barcelona del 34¿por qué…? ¿qué te llevó a pensar que ahí tu trama estaría como más y mejor desarrollada?
Siempre he tenido la sensación de que la Segunda República da, literariamente, para mucho más de lo que hemos visto. Creo que sólo nos acordamos de ella a partir del alzamiento militar de julio del 36 (y siempre para idealizarla, por contraste) olvidándonos que durante los años del bienio negro la gobernó una derecha radical poco sensible a las demandas obreras y de las nacionalidades históricas, y, de hecho, una derecha que se atreve a declarar el estado de Guerra en Cataluña y a suspender su autonomía a raíz de los sucesos de octubre de 1934... No digo que la historia sea circular (algo habrán evolucionado las conciencias en 80 años, digo yo) pero muchos de los grandes "problemas" de nuestros días ya estaban planteados entonces. Si la novela negra es, como muchos dicen, una especie de calidoscopio de la sociedad que la produce...  
-El boxeo era un deporte entonces, supongo que con una especie de “mística y aurea” especiales….¿qué de todo aquello se ha conservado y qué ha ido desapareciendo?¿El mundo que rodea al boxeo y a los boxeadores era como “más limpio”, como “más auténtico”  en aquellos tiempos que ahora que está como más corrompido (bueno como el deporte en general)?
Ya he dicho antes que, donde se mueve dinero, siempre hay alguna que otra zona oscura... El mundo de boxeo no es una excepción, claro; al menos en todo lo concerniente a ofrecernos elementos narrativos interesantes: redes de apuestas, amaños de combates... Con todo, y como llega a decir el protagonista de la novela, el boxeo es uno de los deportes más comprensibles para el espectador: dos hombres, frente a frente, con la idea de mandar al rival al suelo, pero siempre movidos, a pesar de todo, por un código de conducta que ya quisieran otras disciplinas deportivas.  
-Creo que, salvando las distancias, porque todas las comparaciones son odiosas., pero leyéndote me acordaba de Manuel Vázquez Montalbán y de Eduardo Mendoza… ¿nos puedes comentar algo?
Bueno, son dos autores que me gustan y de los que he aprendido mucho como lector. Hablando del primero... ¿Quién es capaz de escribir novela negra sin sentir en el cogote "la respiración" de Pepe Carvalho? 
Xabier-López-López-indicar-copy-Beatriz-Seoane1.jpg-Xabier, el mundo de la novela que tiene vinculación con hechos históricos, requiere mucho esfuerzo a la hora de reunir documentación y demás y de documentarte tú, de realizar estudios y mucho más….los novelistas podéis crear mucha afición a la historia a través de la novela y la narración…esto comporta mucha responsabilidad por vuestra parte, ¿no?. ¿Cómo llevaste tú el tema de documentarte para esta novela y luego ir incorporándolo todo a esta novela?-
Uno de los principales retos (y atractivos) de escribir, y hablo de mi experiencia, es aprender siempre alguna cosa. Y leyendo mucho antes (no hay otro modo de hacerlo). Cierto que una novela como esta exige escoger lecturas más "rigurosas" pero, en definitiva, el trabajo de documentación no se diferencia demasiado del que realizo en otro tipo de novelas. La clave, al final, es incorporar la información histórica a la trama sin que el lector sienta que le están dando una clase de historia. Creo que la palabra "ambientación" tendría mucho que decir en todo esto. 
-De todas maneras, ¿estamos ante una novela de género negro, no? (ambientada en una determinada etapa histórica, con mucha carga, pero la novela es de intriga y pura novela negra)
La contracubierta de la versión gallega ha resuelto el dilema de una manera, a mi modo de ver, bastante satisfactoria: "novela que revitaliza o xénero negro ao hibridalo coa novela histórica". (Creo que no necesita traducción).
-Xabier ¿cómo ves la salud de la novela hoy en día…? .A mí me da que hay mucha calidad….también hay mucha gente que escribe, pero hay gente que lo está haciendo muy, muy bien…
Bueno, creo que nunca ha habido tal diversidad de propuestas (descontando, claro está, lo que ofrecen los grandes sellos editoriales, cada vez más conservadores) pero el problema fundamental es lo poco que sabemos de los "otros" sistemas literarios que hay en España y las grandes fronteras que hay que salvar para que una novela escrita en vasco, catalán o gallego, como es mi caso, llegue al público de habla castellana. En este punto, siempre tengo la sensación de que nos estamos perdiendo algo importante.   
-¿Estamos mejor formados para narrar o somos, no sé cómo explicarme, como más atrevidos a la hora de escribir…? ¿Le hemos perdido el miedo al papel en blanco?
No diré que estemos mejor formados para narrar (la narración, la necesidad de ficción, es cosustancial al género humano desde el amanecer de los tiempos) pero sí que la tecnología favorece y mucho el proceso. ¿Llegamos a imaginarnos realmente lo que era escribir una novela sin un procesador de textos? 
-Xabier, ¿cómo ha sido trabajar con Gregal?
Cuando un novelista termina una novela lo que quiere, por regla general, es verla publicada lo antes posible y, a poder ser, que lleguen cuanto antes las traducciones a otras lenguas. Gregal ha permitido que "Olympia ring 1934" cuente con una traducción al castellano casi simultánea a la versión original gallega. Y eso, en unos sistemas literarios como los nuestros, casi siempre de espaldas unos a otros, es algo verdaderamente extraordinario. 



CobertaOlympiaring1934.jpg18358
Olympia Ring, 1934. Xabier López López   
260 páginas
17.00 euros
Gregal

Otoño de 1934. Barcelona. Mientras la ciudad se recupera de la frustrada proclamación del Estado Catalán, los periódicos de medio mundo se preparan para cubrir el combate por el título mundial del peso pluma entre los célebres boxeadores Josep Gironés y Freddie Miller. Pero el Teatro Circo Olympia, sede de las veladas, no sólo acoge las peleas del cartel principal: antes del combate estelar están programadas varias series previas, dónde, aprovechando la expectación, y sin contemplaciones de ninguna índole, los mejores boxeadores aficionados de la República intentan hacerse un sitio en el mundo de las cuatro cuerdas. Hasta allí, siguiendo los pasos del prometedor púgil gallego “O Camión”, imbatido  hasta la fecha, viaja también el peculiar periodista de sucesos Sebastián Faraldo, reconvertido en un no menos peculiar cronista deportivo. Las cosas, con todo, vuelven a su cauce habitual cuando nuestro protagonista se ve abocado a investigar un sofisticado asesinato cometido en el mismísimo ring.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada